EN TREN

A UNA EXPERIENCIA ÚNICA

Disfruta de un trayecto de dos kilómetros en un auténtico tren minero que nos llevará por la ruta que transportaba carbón desde las minas del Valle de Samuño hasta el Valle del Nalón

El olor de mina real, la temperatura constante, el sonido y la sensación de encontrarse en las entrañas de la tierra, forman parte de esta experiencia auténtica.

La recuperación del ferrocarril permite a los visitantes del Ecomuseo subirse a un auténtico tren minero y recorrer el antiguo camino del carbón. Los vagones, diseñados exclusivamente para el Ecomuseo, mantienen el aspecto de los que todavía se utilizan para transportar a los mineros.

Arranca-la-aventura

ico_tren1 ¡Arranca la aventura!

En la estación de El Cadavíu, centro de recepción de visitantes y punto de partida y llegada del tren minero.

Las instalaciones disponen de dos aparcamientos con plazas para coches, autobuses y autocaravanas.

Dentro del edificio, que mantiene una estética fiel a la desaparecida estación de Samuño, se puede contemplar una exhibición de herramientas y equipamiento minero, una exposición de fotografías antiguas de minería, un audiovisual y diversos paneles que explican el recorrido.

Aquí recibiréis información sobre la visita y podréis retirar vuestros pasajes para adentraros en esta experiencia. Las instalaciones están adaptadas para poder ser disfrutadas por personas con movilidad reducida.

Viajeros al tren

ico_tren2 ¡Viajeros al tren...!

Una vez en marcha, realizaréis un recorrido en un tren minero a orillas del río Samuño antes de adentraros en las profundidades de la tierra.

Durante todo el trayecto, una grabación va explicando los elementos que iréis encontrando.

No pasa desapercibida la exuberante naturaleza del corazón de la cuenca hullera, salpicada de antiguos vestigios mineros como el monumental conjunto formado por la Mina La Trechora y el falso túnel que atravesaréis. La Trechora comenzó a explotarse por la compañía Sociedad Minero-Cántabra pasando a pertenecer poco después a Hulleras de Santa Ana, empresa que tras su quiebra fue comprada por Herrero Hermanos, dándole el nuevo nombre de Carbones de Santa Ana, adquirida posteriormente por la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, que se integró finalmente en Hunosa.

Un-pozo-de-luz

ico_tren3 Un pozo de luz

El Pozo Samuño aún conserva cierta actividad y es otro de los hitos mineros de este singular valle. Este pozo minero fue profundizado en los años cuarenta y perteneció a la empresa Carbones Asturianos, sociedad que explotó numerosas minas de montaña en este lugar desde su fundación en 1890, integrándose finalmente en HUNOSA.

La hulla de Carbones Asturianos, que llegó a producir 168.000 toneladas anuales, estaba considerada la mejor de toda España para producir gas, por lo que fue adquirida por Catalana de Gas y Electricidad en 1923. El carbón de esta compañía se utilizó para el gas de alumbrado de diversas ciudades, entre ellas, Barcelona.

En la plaza del pozo se conserva una bocamina de 1892, la casa de máquinas y diversos edificios de 1947 y la única casa de aseo de planta circular de Asturias, entre otros elementos.

Dentro de las instalaciones también se encuentra El Chigre del Ecomuseo, que ofrece sus productos en un entorno que recrea las cantinas mineras.

Galeria-minera

ico_tren4 ¿Qué se siente dentro de una galería minera?

Un olor característico…húmedo y metálico, una atmósfera enrarecida, una sensación extraña…. ¡¿Quién dijo miedo?!

Os internaréis en el Socavón Emilia, una auténtica mina con más de 120 años de antigüedad, sin trampa ni cartón.

Durante este viaje podréis comprobar, siempre con explicaciones, el ambiente que respiran los mineros.

Veréis filtraciones de agua, formaciones vegetales singulares, maquinaria original y, por supuesto, capas de carbón.

Este es el trayecto ferroviario más largo que se puede realizar en España a través de una galería minera real, arrancada a la montaña a pico y pala por personas que allí dejaron su impronta, su sudor y, en ocasiones, su vida.

Industria-se-hace-arte

ico_tren5 Cuando la industria se hace arte

Surge un conjunto como el Pozo San Luis, cuya profundización se llevó a cabo en los años veinte aprovechando el antiguo socavón Emilia que pasará a formar parte de la primera planta del pozo de 430 metros de profundidad.

Desde el embarque de dicha planta iniciaréis un ascenso de 32 metros a través de la caña del pozo, regresando de nuevo a la luz. Pero aquí no concluye la aventura: seguiréis acompañados de un guía que os mostrará todas las instalaciones del más bello de los conjuntos mineros asturianos.

Auténtico icono del patrimonio industrial de Asturias, el Pozo San Luis ha sido declarado Bien de Interés Cultural por la calidad de sus construcciones, por su historia, antigüedad, peculiaridad y estado de conservación. Todo lo que veréis es original.

Un paseo guiado por este conjunto os permitirá conocer y comprender en qué consiste realmente la minería, como funciona y se organiza un pozo minero y la influencia que esta actividad ha tenido en el territorio.

Visitaréis la Casa de Máquinas con su Castillete, la Lampistería, Casa de Aseo, Oficinas, Carpintería, Fragua y Botiquín, además de otra bocamina (el socavón Isabel), una exposición de cuatro locomotoras de distintas épocas o el Centro de Interpretación del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras. Un paseo cómodo y accesible, adaptado a todo tipo de visitantes.

Dentro de las instalaciones también se encuentra El Chigre del Ecomuseo, que ofrece bebidas y comidas

Pueblo-de-la-mina

ico_tren6 Un pueblo surgido de la mina

La Nueva. Construido por las familias mineras que acudieron desde mediados del siglo pasado, a buscar una vida mejor en este valle.

Y la consiguieron: el carbón proporcionó escuelas, atención sanitaria, espacios de ocio y culto… pero cobrando el precio de muchas jornadas de duro trabajo, luto y dolor.

En La Nueva podréis ver distintas tipologías de vivienda obrera, algunas de finales del siglo XIX, que conviven con cuarteles y barrios de distintas épocas entre los que se intercalan construcciones pertenecientes a la empresa minera, como la antigua cuadra de mulas. Un espacio único que os permitirá ver esa fusión de espacios de residencia y de trabajo propia de los comienzos de la industrialización.

En La Nueva también tendréis la oportunidad de reponer fuerzas en los dos restaurantes del pueblo.

El-camino-del-carbon

ico_tren7 El camino del carbón

Aunque existe la posibilidad de que regreséis en tren al punto de origen, muchos visitantes deciden regresar a través de un sendero que sigue el camino del carbón.

Se trata de una senda asfaltada de 2 Km de recorrido que une el Pozo San Luis con la Estación de El Cadavíu.

No presenta ninguna dificultad, puesto que no tiene ni desvíos ni pendientes.

Esta senda sigue el trazado de los ferrocarriles que unían las instalaciones de las dos empresas mineras protagonistas en este valle: Carbones de La Nueva y Carbones Asturianos.

En el arranque de la senda, a pocos metros de la salida del pozo, se encuentra hacia la derecha el polvorín, un auténtico “búnker” donde se guardaban los explosivos necesarios para la actividad extractiva.

Plano-Tilano

ico_tren8 Plano Tilano

Justo en la mitad del recorrido se encuentra el plano inclinado de Puente Humeru, conocido como Plano “Tilano” en honor al célebre trabajador que allí pasó su vida.

Descenderéis por, escaleras o rampa, hacia el lugar donde se enlaza la trinchera del ferrocarril de Carbones de La Nueva con la de Carbones Asturianos. En lo alto del plano se conservan vestigios de la caseta que albergaba el motor.

Pensad en los millones de toneladas de mineral que descendieron por esta infraestructura centenaria.

Desde aquí, podréis disfrutar de unas vistas privilegiadas del Pozo Samuño, profundizado en la década de los cuarenta por la empresa Carbones Asturianos y actualmente perteneciente a HUNOSA. Su castillete actual (1985), todo un hito en el paisaje de este valle, no resta protagonismo a la casa de máquinas y a su peculiar casa de aseo, la única de planta circular de toda la región. Actualmente el Pozo Samuño pertenece a la empresa Hunosa, la cual aún mantiene en él ciertas labores.

Mapa del recorrido

recorrido

Consigue tu entrada

El sistema te permite comprar las entradas para el Museo y el Tren cualquier día de la semana.

Accede directamente al Museo con tu entrada impresa y olvídate de las colas frente al mostrador.